26 mayo, 2022 Ignasi Conillas [admin]

¿Cómo subir o bajar el PH en tu piscina?

Regular los niveles de pH de nuestra piscina es muy importante para lograr disfrutar del baño de forma segura para la salud.

Junto al cloro, el pH es un elemento necesario para que el agua esté limpia y cristalina. Pero, además, mantenerlo en los valores convenientes impide la aparición de microorganismos como bacterias, hongos y de otros problemas como la calcificación de tuberías o el desgaste de los materiales que conforman la piscina.

El pH es un índice que indica la acidez o alcalinidad del agua. Los valores normales tienen que situarse entre 7,2 y 7,6. Este índice debe medirse junto al del cloro, ya que tanto el pH como el cloro son los causantes de que el agua sea apta para el baño.

En este sentido, la mayor parte de los profesionales coinciden en indicar que el valor ideal del cloro es de 1 ppm (es decir, partes por millón) y la alcalinidad sugerida, de 125-150ppm.

De esta forma ya que, tanto si el pH está por arriba de esos valores normales como por abajo, los inconvenientes que ocasiona tanto en el agua como en nuestro cuerpo son serios.

Y es por eso que es indispensable vigilar con distintos tratamientos de piscina sus niveles de pH con continuidad, para que el agua siempre tenga un aspecto limpio y saludable.

piscina-controlar-ph-blog

¿QUÉ PASA SI EL NIVEL DE PH ESTÁ MÁS BAJO DEL RECOMENDADO?

Si al medir el pH este está por debajo de 7,2, el agua va a ser ácida. Las secuelas para el bañista son perjudiciales: picor y escozor de ojos y nariz, sequedad, irritación de garganta, carraspera, escozor y picor de la piel, irritación y sequedad, aparición de eccemas o rojeces, etc.

Pero no solo sufre nuestro cuerpo: las instalaciones de la piscina se corroen por la acidez del agua, más que nada aquellas partes metálicas o llevadas a cabo en cemento.

Es habitual, además, que las teselas que conforman los mosaicos se despeguen de las paredes de la piscina o del fondo y terminen flotando o sueltas por la piscina, con el peligro que supone para el bañista, que puede cortarse con ellas.

¿QUÉ PASA SI EL NIVEL DE PH ESTÁ MÁS ALTO DEL RECOMENDADO?

Si el valor del pH de nuestra piscina es mayor a 7,6 el agua va a ser alcalina. Los indicios en nuestro cuerpo son piel seca e irritada.

Pero el inconveniente más grande tiene lugar en el agua, que se va a volver turbia, hasta verdosa, ya que van a aparecer las algas. Aunque tratemos de subir los niveles de cloro para eliminarlas, va a ser imposible si antes no regulamos el pH.

Como si no fuera suficiente, un pH superior a lo recomendado propiciará la formación de depósitos de cal en la piscina.

Estos depósitos de cal se incrustarán en las tuberías y demás instalaciones, afectando a su seguridad y al buen desempeño. Además, se quedarán adheridos a paredes y pisos, alterando el aspecto y limpieza de la piscina.

Dicho esto, para poder saber si el nivel de pH es alto o bajo deberemos medirlo con un test kit que mide tanto el pH como el cloro de nuestra piscina.

ph-tester-piscinas

¿CÓMO BAJAR EL PH DE LA PISCINA?

Si debemos bajar el nivel de pH, deberemos utilizar un reductor, que además logramos hallar tanto granulado como líquido.

Con la utilización de un producto reductor de pH conseguiremos que la alcalinidad descienda y el pH aumente de valor. La mayor parte de expertos indican usar sosa cáustica, un compuesto químico popular por su alcalinidad. El pH de la sosa cáustica es muy bajo y puede contribuir a regular la acidez del agua.

¿CÓMO SUBIR EL PH DE LA PISCINA?

Si está bajo, deberemos usar un producto incrementador de pH, el cual vamos a poder obtener en alguna tienda especializada en cuidado de piscinas. Se pueden encontrar sólidos, líquidos y granulados y su funcionalidad es reducir la acidez del agua.

¿CÓMO DEJAR EL AGUA DE TU PISCINA CON UN ASPECTO CRISTALINO?

Para conseguir que el agua de nuestra piscina este limpia y cristalina es considerable que el nivel de pH del agua de la piscina sea preciso, pero además el del cloro. ¿Cómo lo logramos?

Controlando los niveles de forma recurrente. Es considerable entender que hay factores como la incidencia del sol, el número de personas que se estén bañando o los restos de crema del sol que se quedan en el agua desestabilizan los valores de su pH.

Por todo lo dicho anteriormente, es esencial medir con regularidad el pH y el cloro de la piscina, para poder actuar con rapidez y solucionar cualquier inconveniente.

piscina-controlar-ph-blog-1

  • Compartir: