12 abril, 2021 Conillas Exteriors

¡Entramos en fase dos de un nuevo proyecto!

¿Cuántas veces has mirado tu jardín desde una de tus ventanas y te has imaginado todo lo que podrías hacer? Una pérgola allí, un parterre a rebosar de flores por aquí, tal vez una piscina, ¿y si construimos una cocina en el exterior? Hoy en día, todos estos sueños pueden convertirse en realidad. Es solo cuestión de intención y de encontrar a un experto en arquitectura exterior y paisajismo que sepa entender a la perfección esa idea que tienes. Por suerte, en Ignasi Conillas de todo esto sabemos mucho.

Actualmente, parte del equipo se encuentra trabajando en un proyecto para una familia que acaba de finalizar la construcción de su nuevo hogar. Desde el principio tenían muy claro lo que querían: que el jardín se convirtiera en una extensión de su casa y que pudiera ser aprovechado todo el año. Por eso, todo el diseño del exterior gira en torno a este concepto.

 

Por un lado, hemos incluido sistemas de protección de los rayos solares y de la lluvia mediante la instalación de pérgolas de hierro y aluminio (Renson modelo Aero) combinadas. Por otro, decidimos incorporar una piscina con manta térmica, para que también pudiera usarse en invierno. Las paredes de esta irán revestidas con pavimento de porcelana Rosagress que le aportarán un toque de color y durabilidad.

Además, para añadirle una capa de confort a la zona de aguas, añadimos al diseño un jacuzzi exterior con zonas de hidromasaje (aire y agua) para aquellas noches en las que solo se busque relajarse tras un duro día de trabajo.

Pero no solo es remojarse. Un jardín es un espacio donde entretener a tus familiares y amigos. Por eso, es esencial contar con zonas donde poder charlar. Para ello, construiremos una tarima de madera de bambú de Casa Moso para montar una zona de estar y comer, junto a una maravillosa barbacoa para que todos queden encantados.

Para complementar y dar autonomía al espacio exterior, añadiremos unos baños para que puedan ser usados mientras se está en la piscina o en la barbacoa.

La fase uno ya está terminada, así que ¡ahora toca mancharse las manos y empezar a construir!

  • Compartir: