Inspiradas en el mundo marino, las velas Corradi nacen precisamente a raíz de un profundo conocimiento de los materiales empleados en la fabricación de veleros y otro tipo de embarcaciones.

Hablamos de velas de sombreo hechas con tejidos probados en alta mar, en los que la resistencia a los rayos UVA y a los fuertes vientos está más que garantizada. No sólo hay concordancias con los materiales utilizados, también hay similitudes en cuando a la aplicación de las tecnologías náuticas, las cuales aseguran una excelente y única resistencia a la intemperie, a la salinidad y al desgaste. Esta característica, de hecho, las hace ideales para aquellos espacios exteriores ubicados cerca de la costa, ya sean éstos de carácter privado o del ámbito de la restauración.

De hecho, se trata de estructuras de aluminio indicadas especialmente para el ámbito HoReCa. Completamente enrollables en pocos segundos mediante sistemas motorizados o manuales, las velas de sombreo están hechas de acero inoxidable, aluminio anodizado y tejidos poliéster especialmente apreciados por su óptima estabilidad dimensional.